Alajuela, la ciudad de los murales (21/03/13) PDF Imprimir Correo electrónico

Alajuela, la ciudad de los murales

Costa Rica no sería lo que es sin Alajuela

Enrique Vargas Soto Abogado 12:00 a.m. 21/03/2013 /Opinion-Nacion

Nunca viví en Alajuela, la tierra de mi madre, pero la llevo en el corazón. Mi esposa la llama la ciudad más andaluza o flamenca del país, por su alegría, por su apertura, buen humor y picardía, por ser comunicativa y por sus sobrenombres: Carrucho, Chupela, Camota... y mil más te hacen sentir en Cádiz, en Sevilla, en Jaén o en Jerez de la Frontera. España no sería España sin Andalucía, como Costa Rica no sería Costa Rica sin Alajuela.

Si enterró en la catedral el corazón de un dictador, lo hizo porque fue bueno y dejó obras importantes, porque supo perdonar y porque vivió en Alajuela. Su casa fue biblioteca pública, luego la botaron – otro deporte nacional– y construyeron un edificio para la Municipalidad, el cual sí merecía ser derribado. Ahora convirtieron el lote en jardín y erigieron una preciosa estatua de Tomás Guardia, autoría del escultor Eduardo Zúñiga. El general Guardia fue quien abolió la pena de muerte en la Constitución de 1871.

Hoy esta ciudad se ha convertido en la ciudad de los murales.

El Banco Nacional, al costado oeste del parque Central, contiene un valioso mural de Francisco Amighetti. La Clínica Marcial Fallas fue engalanada con un mural de César Valverde. La iglesia de la Agonía lo está con un mural de un artista español de nombre ignorado. El parque Juan Santamaría luce un hermoso mural de Carlos Aguilar. Y la Universidad Técnica Nacional (UTN), más allá de su impronta tecnológica, quiso tener un mural de flamencos españoles y nacionales, en conmemoración del nombramiento hecho por la Unesco al arte flamenco como patrimonio intangible de la humanidad. Lo realizó el artista español granadino David Zaafra. Encariñado de Alajuela, vendrá al país por gestiones de su Fundación Zaafra en Costa Rica; y gracias a la apertura del rector de la UTN, Marcelo Prieto, obsequiará dos murales más, uno sobre la gesta nacional de 1856, y el segundo sobre la figura del expresidente Luis Alberto Monge, quien, entre otros logros, creó el estatuto de Neutralidad Perpetua del país, en consonancia con nuestra tradición de paz.

La sede de los dos murales será el antiguo Instituto de Alajuela, ahora convertido en Centro Universitario con el nombre del citado expresidente. Este instituto fue construido el siglo antepasado por el gobierno de Bernardo Soto, otro connotado alajuelense. La inauguración de las tres obras será el próximo 11 de abril. El arte, la sensibilidad y la cultura merecen un corazón más en la iglesia catedral.

Alajuela nos sigue enseñando a ser solidarios y a amarnos como hermanos. Habrá más murales, sin duda alguna pintados por el afán de conquistar otros caminos.

 
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy2417
mod_vvisit_counterAyer3157
mod_vvisit_counterEsta semana16600
mod_vvisit_counterSemana pasada23718
mod_vvisit_counterEste mes99775
mod_vvisit_counterMes pasado96499
mod_vvisit_counterTodos los días640298

We have: 53 guests online
Your IP: 54.205.98.35
 , 
Today: Oct 31, 2014